• Planetario de Playa del Carmen

DÌA MUNDIAL DEL MEDIO AMBIENTE

Autor: Lic. en Física Emmanuel Rodríguez López

Jefe del departamento de Museografía y Talleres


Los alimentos que comemos, el aire que respiramos, el agua que bebemos y el clima que hace posible nuestra vida en el planeta no existirían sin los servicios que otorga la naturaleza. Por ejemplo, cada año las plantas marinas, particularmente las diatomeas, producen más de la mitad del oxígeno de nuestra atmósfera; un árbol es capaz de limpiar nuestro aire absorbiendo 22 kilos de dióxido de carbono al año y liberando oxígeno a cambio.



El Día Mundial del Medio Ambiente es la fecha más importante en el calendario oficial de las Naciones Unidas para fomentar la acción ambiental.Desde 1974, el 5 de junio se ha convertido en un día que reúne a gobiernos, empresas, celebridades y ciudadanos en torno al medio ambiente. El tema del Día Mundial del Medio Ambiente del 2021 se centra en la restauración de ecosistemas. Y es que los ecosistemas son el sustento de la vida en el planeta. Su cuidado y protección repercute de forma directa en la salud del planeta y sus habitantes.

Pakistán será el país anfitrión de este importante día. Su elección se debe a su ambicioso proyecto con el que planea plantar 10.000 millones de árboles en un plazo de 5 años. Se trata de uno de los esfuerzos más ambiciosos entorno a la forestación realizado hasta la fecha. Además, en el marco de celebración de este día, tendrá lugar el lanzamiento del Decenio de las Naciones Unidas sobre la Restauración de los Ecosistemas 2021-2030, liderado por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente y la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación.


Este decenio tiene como objetivo no solo la recuperación de aquellos ecosistemas destruidos o degradados, sino también el cuidado y protección de aquellos que aún están intactos. Unos ecosistemas saludables tienen múltiples beneficios para la vida en la Tierra desde ayudar a contar con una biodiversidad mucho más rica junto con unos suelos más fértiles y con mayor rendimiento hasta garantizar y mejorar la lucha contra el cambio climático.

Los próximos diez años serán clave para detener y revertir la degradación ambiental de los ecosistemas del mundo para lograr los objetivos globales marcados en la Agenda 2030. Esta iniciativa nos permitirá mejorar nuestra calidad de vida, ayudar a erradicar la pobreza en el mundo y encaminar a la sociedad hacia un futuro más sostenible.


Según datos de la ONU, la restauración de 350 millones de hectáreas de ecosistemas terrestre y acuáticos degradados podría ayudar a eliminar de 13 a 26 giga-toneladas de gases de efectos invernadero. Esta recuperación se puede realizar de diferentes formas, bien a través de la plantación activa o eliminando cualquier presión para que la naturaleza pueda recuperarse por si sola.

Pero, ¿cómo podemos colaborar individualmente para la restauración de los ecosistemas? Una de las primeras respuestas podría ser: separando los residuos. Sin embargo, aunque es una buena práctica, no es suficiente para disminuir al máximo la cantidad de residuos que afectan al medio ambiente.



Esto sólo lo lograremos modificando el consumo realizado por cada uno de nosotros y haciéndose responsable por cada una de las envolturas, botellas, latas, bolsas, papeles, gases, etc. que obtenemos al momento de consumir algo. Sin duda el capitalismo ha hecho que la industria, el gobierno y el individuo consuma o produzca una gran cantidad de residuos que afecten a los ecosistemas. Al parecer, sólo el consumo y la producción responsable con el medio ambiente puede ayudar a que los ecosistemas no sigan deteriorándose y en el mejor de los casos a recuperarlos.


9 views0 comments

Recent Posts

See All