• Talleres Sayab

Masa para pizza

Requisitos:

· Harina

· 1 cucharadita de sal

· 1 cucharada de azúcar

· 1/2 cucharadita de levadura instantánea o deshidratada

· 4 cucharadas de ceite de oliva

· 1 taza de agua tibia

· 2 tazones para mezclar

· Cuchara o palita (opcional)

· Taza medidora

· Cucharas medidoras

· Charola o refractario para hornear

· 1 trapo o toalla de cocina

· Rodillo

· Salsa de tomate

· Queso

· Ingredientes al gusto


Procedimiento

1.- En el tazón pon tres tazas de harina, con una cuchara has un hoyo en el centro como si fuera el cráter de un volcán. Dentro del cráter pon la sal, azúcar, aceite de oliva y levadura.

2.- Vierte la taza de agua tibia en el tazón, es importante que el agua moje la levadura, para que se hidrate.

3.- Mezcla toda la harina, sal, azúcar y levadura con el agua, con las manos. Como utilizaste agua tibia, puede que sientas que está muy caliente, así que te puedes ayudar de una cuchara o palita para hacer la mezcla, esto es opcional.

4.- Te debe quedar una masa homogénea y que no se quede pegada la masa en los dedos. Si esto aún no ocurre, puedes añadir una pizca de harina a la mezcla y repetir hasta que no quede pegada a tus manos.

5.- En un tazón agrega un chorrito de aceite y con ayuda de una servilleta, aceita todo el tazón. Agrega la bola de masa de pizza y cubre el tazón con un paño de cocina, deja reposar por 4 horas. Importante, deja el tazón en una zona sin corrientes de aire y no le quietes el paño para ver el proceso, se recomienda un tazón de vidrio o plástico transparente.

6.- Notarás que la masa se ha vuelto casi del doble del tamaño, tu masa está lista para usarse.

7.- Precalienta el horno a 180° centígrados.

8.- En una superficie plana y limpia, espolvorea un poco de harina y pon la masa, con las manos da forma de acuerdo con tu charola o refractario, si quieres una masa delgada puedes usar un rodillo para lograrlo. Nota, al inicio es más fácil hacer pizzas cuadradas o rectangulares, que redondas.

9.- Enharina tu charola y con cuidado pon la masa sobre la bandeja. Agrega la salsa de tomate, queso y los ingredientes que te gusten.

10.- Hornea por 15 a 20 minutos.

11.- Disfruta en familia.


Explicación

La masa pizza que acabas de hacer no sabría igual sin la levadura, que también se le conoce como fermento en algunos países. Pero qué es la levadura, son hongos microscópicos que realizan un proceso de fermentación.


El proceso de fermentación de la masa de la pizza.


La masa de pizza incluye: harina, azúcar y levadura. Pero si lo vemos desde la química, podemos decir que sus ingredientes son carbohidratos (almidón y azúcares) y hongos (Saccharomyces cerevisiae).


Al mezclar los ingredientes y agregar el agua tibia, la masa comienza a “crecer”, debido al proceso de fermentación que hace la levadura. Es decir, los hongos convertirán los azúcares en monóxido de carbono y alcohol etílico, por lo que estos gases se quedaran atrapados en la masa y empezará a aumentar su volumen.


Es importante mantener una misma temperatura y humedad, esa es la razón por la que se le pone un paño cubriendo la masa. Si se remueve el paño notarás como se “baja” tu masa.

Existen diferentes presentaciones de levaduras para pan o cerveza (Saccharomyces cerevisiae), la que nosotros utilizamos fue instantánea o deshidratada. Esto es importante de recalcar, porque si hubiésemos usado levadura fresca, esta no se debería de mezclar directamente con la sal.


Por qué es importante usar agua tibia en la receta, el agua tibia servirá para activar la levadura al momento de hidratarla, si usamos agua fría no se activará, por el contrario, si usamos agua muy caliente los hongos de la levadura morirán.


Existen cuatro distintos tipos de fermentación en productos alimenticios y no todos usan el mismo tipo de levadura, abajo exponemos los nombres y ejemplos de los productos que se elaboran.


· Acética: vinagre

· Alcohólica: cerveza, vinos y destilados, pan y masa para pizza

· Butírica: mantequilla

· Láctica: yogurt

28 views

​© 2015 by Inmaat Estudio Creativo