Estudio y pasión, fórmula de un Premio Nobel en Playa del Carmen

November 14, 2018

Nacido en una familia de contadores públicos, cuando su mejor amigo le regaló un libro referente a la teoría de las Ondas Gravitacionales ni siquiera le entendió, pero como apasionado de la física y como buen mexicano, como dice Guillermo Valdés, se apasionó por su trabajo y en 2017 formó parte de un equipo de investigadores acreedor al Premio Nobel.

 

Pero ¿Quién es Guillermo Valdés?

 

“Guillermo Valdés es un apasionado de la física. Nació en Ciudad de México y desde pequeño tuvo curiosidad por el funcionamiento y mejoramiento de las cosas”, detalla.

 

Posiblemente, aclara, seré el único científico de mi familia, en su mayoría, son contadores públicos.

 

El científico se recibió de ingeniero en Electrónica y Comunicaciones en el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, Campus Ciudad de México; después, hizo una maestría y un doctorado en Física, en la universidad de Texas.

 

Su principal pasión es trabajar en detectar ondas gravitacionales, misma que lo ha hecho ser merecedor de reconocimientos importantes como el Especial Breakthrough en Física Fundamental 2016, Premio Gruber en Cosmología 2016, Premio Princesa de Asturias de Investigación Científica y Técnica 2017 y forma parte del equipo ganador del Premio Nobel de Física 2017.

 

Actualmente, es investigador postdoctoral de la Louisiana State University, miembro de la Colaboración Científica del Observatorio de Ondas Gravitacionales con Interferómetro Láser (LIGO–Laser Interferometer Gravitational-wave Observatory) y becario del Consejo Nacional de la Ciencia y Tecnología (CONACYT).

 

¿Cómo nace tu pasión por la física?

 

“Mi asesor y mejor amigo me invitó a colaborar con él, me dio un libro sobre teoría e introducción a la detección de ondas gravitacionales ¡No le entendí!, pero así fue como inicié y me enamoré de la física.

 

Siempre con paciencia, dedicación y constancia logras buenos resultados y por ello no dejé de insistir”.

 

Su experiencia como científico mexicano, precisa que es ¡Padrísima!: “donde trabajo todos son extranjeros, soy el único mexicano. Los mexicanos somos muy carismáticos y sobresalir no nos es difícil, tengo muchos amigos involucrados en la ciencia y están por todo el mundo”, explica.

 

LIGO

 

Es dónde Guillermo Valdés trabaja para detectar las ondas gravitacionales, es un observatorio que utiliza un interferómetro, que consiste en dos detectores que aseguran poder percibirlas.

 

“La complejidad, es que las ondas gravitacionales deforman lo que llamamos espacio–tiempo y si son muy fuertes lo deforman lo suficiente para que lo podamos detectar. Pero esa deformidad de la que hablo es miles de veces más pequeña que el diámetro de un protón, entonces antes no había manera de poder detectarlas”.

 

LIGO colabora con unas 90 instituciones de todo el mundo, entre ellas, el observatorio Virgo, que se encuentra en Italia y cuenta con las mismas características: “somos más de mil personas involucradas en esta investigación y es muy importante que cada uno se dedique a realizar actividades específicas”.

 

Gracias a su asesor, Mario Díaz, el mexicano empezó a colaborar en el LIGO: “Él sabía que era un proyecto grande, pero no creo que alguien hubiese imaginado que de ahí saldría un premio nobel.

 

“Me costó mucho trabajo, tuve que echarle muchas ganas hasta que encontré mi camino. Estuve algún tiempo en la parte experimental, pero finalmente hice análisis de información, que fue lo que quería hacer desde el inicio”.

 

¿Cómo fue el día que detectaron las Ondas Gravitacionales?

 

“Fue impresionante. Al detectarlas todos estábamos incrédulos. Cuando vas a un concierto dices este lugar es el más bonito de la tierra, para mí, ese momento y lugar fue el más bonito de la Tierra y lo fue por mucho tiempo”.

 

Afirma que formar parte del equipo ganador de un Premio Nobel es muy motivador, “le dice a la gente que tu trabajo es importante para el mundo”

 

 

Actualmente, el científico mexicano dedica gran parte de su tiempo a la divulgación: “lo que busco es que más mexicanos se interesen e involucren en la ciencia. Me siento con la obligación de dar a conocer toda esta información, que se enteren de qué es lo que sucede en el mundo y en qué nos beneficia como sociedad”. Estoy en un periodo de mejoramiento de mis herramientas de trabajo para cuando inicie el tiempo de observación.

 

¿A quién admira Guillermo?

 

A las personas dedicadas a su trabajo, a las que siempre buscan motivarse, a las que hacen lo que les apasiona y aportan a la sociedad. “Cuando veo a alguien que hace lo que le gusta y lo demuestra, me dan ganas de dedicarme a lo mismo”, concluye, no sin antes decir a los mexicanos que con estudio, paciencia, empeño y tenacidad se logran metas inimaginables como el descubrir ondas gravitacionales y obtener un Premio Nobel.
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 



 

Please reload

Recent Posts

March 23, 2019

Please reload

Archive
Please reload

Búsqueda por Tags
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square

​© 2015 by Inmaat Estudio Creativo